domingo, enero 10, 2010

Kirshblüten-hanami

"Siempre quise ir con él a Japón, ver el monte Fuji y las flores del cerezo, no me imagino viendo algo sin mi esposo. Sería como no ver nada. ¿Cómo podría vivir sin él?"

Así comienza la película que acabo de terminar de ver y que estoy empezando a ver de nuevo. Kirschblüten-hanami es una película cuya historia comienza en Alemania, se traslada a Japón y regresa a Alemania.

Se trata de una pareja madura de Hannover, me parece. La mujer está muy enamorada de su esposo, Rudi, quien es un hombre trabajador, pero muy tranquilo y está siempre a gusto sin romper su rutina. Él está enfermo y puede morir pronto; su esposa lo sabe y quiere que disfrute al máximo sus últimos momentos. Ella se ha adaptado al estilo de vida de su esposo, sin embargo, lleva cierto arte reprimido por dentro. Tristemente ella abandona la vida de su esposo antes que él, la suya. Es en ese momento en que él se da cuenta de que nunca hizo nada por ella y aunque ella fuera feliz, no logró ir a Japón y ver esas tantas cosas que no quería ver sin él.

Rudi, decide hacer realidad los sueños de su esposa muerta, a pesar de que ella ya no esté ahí, sacándola desde su propio interior por medio de una danza japonesa que a ella le hubiera gustado realizar: la danza Butoh. Esto lo hace con ayuda de una jovencita llamada Yu, quien se vuelve su compañera hasta lograr realizar su extraño propósito.

En cuanto a dirección, la película me recuerda un poco a Takeshi Kitano. Recuerdo haber visto Dolls, de este director, y a pesar del arte, a pesar de todo, no estuvo ni cerca de conmoverme de la forma en que Las Flores del Cerezo (como se traduce al español), lo hiciera. Es de esas películas que se conectan con tu humanidad, que reflejan tus deseos y tus miedos y te muestran "cómo sería", lo duro y lo fácil de lo que es llevar la "historia hasta el final".

Antes dije que mi película favorita era Amélie, sin embargo, siempre se me hizo algo simple y fantasioso el final. Siempre pensé algo como "es posible" pero en el fondo me conmueve muchísimo más una historia en la que podemos ver como terminan las cosas. Ese es el caso de esta movie, que me causó toda clase de pensamientos sobre el amor, el matrimonio, la familia; por ejemplo: "No es más fácil no sentir amor? Toda mi vida quise encontrar a alguien que fuera mi amor de verdad, pero sentir ese miedo a perderlo quizá es peor que nunca haberlo encontrado. " Al final, sin embargo, me hizo pensar que... yo nunca renunciaría a ese "ser humano", nunca renunciaría a mi humanidad, por más dolorosa que pueda ser, por más tempestuosa y baja, por tan llena de tentaciones y malicia... si puedo sentir esto por la obra de alguien más, si puedo ver el cielo al amanecer y que me conmueva su belleza, si puedo obrar bondadosamente, si puedo arrancarle una sonrisa a alguien más, y sobre todo si puedo ver algo como el clímax de esta película y absorber cada elemento y sentir tanto en tantas dimensiones, no porque sea triste sino porque es hermoso y llorar en parte por la emoción, en parte por la empatía y en parte por no aplaudirle a una obra de arte...

Cómo lo explico... ya he dicho suficiente, creo yo :)

Información y datos técnicos aquí.

No hay comentarios.:

tags

anuncios (16) arte (68) comida (25) como diario (2) crafts (5) dark side of the blog (12) dewa (44) did.myself (13) diseño (41) dreams (1) el-o-vi-i (41) escritos (36) estilo (1) familia (16) fashion (70) Fausto (10) fotos (130) Kirei Tsukino (17) links (50) literatura (7) moods (69) música (57) otakubako (21) parenting (7) personal issues (17) proyectos (25) quotes (11) random (20) recetas (12) tutoriales (4) universidad (9) vegan (1) viajes (6) video (36) wishlist (23)